Saltar al contenido

El Liderazgo Carismático y sus beneficios

El liderazgo empresarial reconoce varias vertientes de acuerdo a la forma en que el líder influye sobre sus subordinados. Cada organización puede elegir la forma de dirigir a sus empleados, estableciendo un sistema de liderazgo de acuerdo a las necesidades del equipo y a las metas comunes. En este sentido, uno de los tipos de liderazgo que mayor aplicación está recibiendo en el mundo entero es el liderazgo carismático.

¿Qué es el liderazgo carismático?

El liderazgo carismático se caracteriza por usar el entusiasmo y la motivación para influir sobre la actuación y las decisiones de los empleados. Se trata entonces de un tipo de líder con grandes habilidades comunicativas y una marca inteligencia emocional. Esta persona es capaz de respetar diferentes puntos de vista y de incentivar a su equipo a partir del reconocimiento de las potencialidades y fortalezas de cada quien.

Características del Liderazgo Carismático

Este tipo de liderazgo reúne una serie de características que le diferencian de las demás modalidades. En primer lugar, el líder carismático, gracias a su capacidad comunicativa y el poder que tiene de identificarse con sus subordinados, puede generar profundos cambios en los empleados, sus creencias, convicciones y actitudes. Asimismo, se trata de una persona con gran capacidad de convicción que genera confianza en el equipo y sus seguidores.

Por otra parte, el líder carismático es una persona que no teme asumir riesgos. Este se muestra ante su equipo como una persona confiada, pero a la vez demuestra que es humana y puede cometer errores. Asimismo, con el liderazgo carismático se suelen aplicar métodos y estrategias novedosas que se alejan de los viejos paradigmas de dirección. Este líder no teme probar cosas nuevas y pide a sus empleados recomendaciones y sugerencias sobre los procesos productivos.

liderazgo carismático

Asimismo, en el liderazgo carismático se fomenta la comunicación activa entre los participantes del equipo, y este se integra como uno más para generar una conexión más fuerte y poderosa con sus subordinados, quienes le seguirán con convicción en cada una de las decisiones que tome. Es importante destacar que esto no ocurre por obligación, sino porque tienen la confianza de que es la persona indicada para dirigir las actividades laborales.

Muchas veces el líder carismático es elegido como tal por su propio grupo de trabajo, quienes lo consideran apto para manejar eficientemente el proceso laboral. Este tipo de liderazgo se basa en el ejemplo. El líder es el primero en sacrificarse por la empresa y promueve un sentimiento de pertenencia y colaboración entre los diferentes participantes. De igual forma, este liderazgo se caracteriza por un constante reconocimiento de logros, desde los más pequeños hasta los más grandes.

Ventajas del Liderazgo Carismático

Una de las principales ventajas de este tipo de liderazgo es que genera una eficiente motivación entre los empleados. Esto ocurre porque se sienten parte de un equipo liderado por una persona que les entiende. Esto, además, ayuda a mejorar el clima organizacional y, por ende, a optimizar la imagen de la empresa, tanto interna como externamente. Por otra parte, la producción se ve incrementada al eliminar el ausentismo laboral y realizar tareas conjuntas.

Desventajas del Liderazgo Carismático

En general, suele considerarse que en este tipo de liderazgo se carece de un control estricto sobre las funciones de cada empleado. Esto puede generar un incumplimiento prolongado de las tareas laborales. Además, para lograr ser considerado carismático, muchas veces el líder se ve obligado a perdonar errores y alabar excesivamente pequeños logros, cuando no siempre debe ser así. De aplicarse incorrectamente, esto puede ocasionar mediocridad y dependencia de los trabajadores en relación al líder.

1 comentario en «El Liderazgo Carismático y sus beneficios»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.