Liderazgo Personal: Control y Dominio que aseguran el éxito

  • por

Reza la sabiduría popular que “el mayor de los conquistadores, es aquel que logra dominarse así mismo”, en efecto, en sociedades tan convulsionadas como la actual, en la que las circunstancias son volubles y las personas en ocasiones cambiantes, es difícil lograr mantener la calma y sobre todo el enfoque.

De aquí, la prioridad que representa el que una persona pueda controlarse así misma en lo que respecta a reacciones, emociones y sobre todos acciones que debe llevar en el día a día; esto es posible lograrlo por medio de una serie de técnicas y pasos que te describiremos a continuación.

De qué trata el liderazgo personal.

Evidentemente no podemos describirte cómo lograr algo que no sabes, el liderazgo personal es aquel por medio del cual logras tú mismo tomar las riendas de tu vida, marcando y estableciendo pautas respecto a tus objetivos, sueños, valores e ideales.

En consecuencia, es un liderazgo intrínseco, que permite fortalecerte como persona y así desarrollarte de forma integral, permitiendo a través de ello, que puedas ser grande y sobre todo goces de estabilidad:

  • Emocional, ya que te ayudara a controlar tus emociones y reacciones.
  • Económica, puesto que te ayudará a mantener enfocado, y en la realización de las acciones necesarias que solicite tu perspectiva de logro.

Como apreciarás, esta conlleva el manejo adecuado y la canalización tanto de tus sentimientos como pensamientos, para que de forma posterior puedas materializarlos en las acertadas acciones.

Técnicas para lograr el liderazgo personal.

  1. Sincérate contigo mismo: Es necesario que identifiques que es lo que te gusta y deseas en la vida, para que así puedas sentir la motivación debida por lo que realizas.
  2. Descubre tus habilidades. Ciertamente nadie es perfecto, pero como personas siempre existe un área en el cual te destacas, una vez que identificas ello, comienza a dedicarte y sacarle el mayor de los provechos.
  3. Mantente enfocado, esto quiere decir que una vez inicies no pierdas tu norte, esto se conoce más como disciplina, no permitas que pensamientos o personas cercanas o extrañas te descuiden de tus metas.
  4. Realiza cada una de tus acciones, acorde a tus valores e ideales, de modo tal que no solo te sentirás satisfecho, sino plenamente complacido contigo mismo, sabiendo que en la consecución de tus metas actuaste bien.

Pequeños tips:

  • Nadie es perfecto, puedes permitirte errores, pero recuerda aprender de ellos, y procurar que los mismos no te hagan peso para acciones futuras, como tampoco te afecten tu presente.

El errar, no quiere decir que no seas líder de ti mismo, aquel es parte del ser humano, pero tú como tu propio líder sabrás reconocerlo y cambiar.

  • La motivación no puede faltarte, pero recuerda que no ameritas de un público para mantenerte motivado, sino que al contrario tus propias ansias y deseos de ser más, deben llevarte a mejorar día a día.
  • Trata de que tus actitudes sirvan de ejemplo para los demás y mantente siempre en servicio de otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *