Qué es un balance general y cómo se clasifica

Uno de los estados financieros más conocidos e importantes es el balance general o Estado de situación patrimonial, su análisis permite conocer las finanzas de una organización, cualquiera sea su tipo, muchos lo asemejan a una especie de fotografía de la situación contable de la entidad para un momento determinado.

El hecho de poder visualizarlo permite a su lector conocer la disponibilidad monetaria del negocio, así como del monto al cual ascienden sus deudas.

Clasificación del balance general

La presentación del cuerpo del balance general está compuesta por 3 elementos:

  • El activo: o lo que posee la empresa
  • El pasivo: o las deudas de la empresa
  • El patrimonio: o la diferencia entre el activo y el pasivo de la empresa

El Activo y su clasificación

Conforman parte del activo todas sus propiedades físicas de la entidad y los derechos a su favor que posean valor monetario, suele clasificarse en activo corriente, activo fijo y activo no corriente, este a su vez se subdivide en Activo Diferido y Otros Activos.

  1. Activo Corriente: lo conforman las partidas de efectivo y equivalentes siempre que estén disponibles libremente para la empresa, las partidas convertibles fácilmente en efectivo durante el ejercicio económico, generalmente un año, inventarios, así como los saldos pre pagados de servicios y / o bienes que la organización recibirá al corto plazo. Su presentación en el estado responde al criterio de liquidez, en este caso las partidas más fáciles de convertir en efectivo se registrarán de primero
  2. Activo Fijo: Bienes muebles e inmuebles destinados a las actividades diferentes a la rama del negocio, están sometidos a depreciación y se clasifican luego de los terrenos, activos no depreciables siguiendo un criterio de mayor importancia según su valor monetario
  3. Otros Activos: Todas las partidas que no se pueden clasificar en los grupos anteriores y que tampoco pueden considerarse Activos Diferidos
  4. Activo Diferido: Gastos pre pagados para beneficios futuros y que deben ser amortizados

Los dos últimos grupos pueden ser agrupados como Activo no corriente.

El Pasivo y su clasificación

  1. Pasivo Corriente: obligaciones de la empresa a favor de terceros vencidas o por vencerse en el ejercicio contable, para pagarlas se usará el efectivo que resulte de realizar el activo corriente o los ingresos provenientes de la operación, se ordenan según el plazo mínimo para su exigibilidad
  2. Pasivo a Largo Plazo: Deudas que vencerán después de un año, son originados, por ejemplo, por el financiamiento de activos fijos
  3. Otros Pasivos: Los que no se puedan clasificar en los grupos anteriores

El Patrimonio y su clasificación

  • Valor nominal de acciones emitidas y circulando por clase o capital social pagado
  • Diferencia entre este valor nominal y el importe pagado realmente por los accionistas
  • Reservas legales, estatutarias y originadas en Junta de Accionistas
  • Utilidades retenidas, acumuladas y del último ejercicio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *